viernes, 23 de enero de 2015

PUTRESCENSE RECORDS EDITARÁ EN VINILO EL DEMO BLASFEMIA DE SATANÁS


Siguiendo con su política de rescatar los demos de los grupos de metal peruano de los 80s y comienzos de los 90s (Insaner, Hastur, Contumacy), Putrescense Records de Victor Miranda anuncia la reedición en vinilo 7" del demo Blasfemia, pionero del death black metal en nuestro país y que fue editado originalmente en 1989 en Lima. 
El lanzamiento está estimado entre mediados de marzo y comienzos de abril y la distribución para Sudamérica estará a cargo de Death Zone Records del Chino Muro (Testament zine).
José Okamura, más conocido como El Chino Morza (bajo de Mortem), ha mejorado el sonido luego de 30 horas de ardua labor con la cinta original.
A continuación Necro explica la gestación de la banda, su creación, la grabación de Blasfemia y su publicación. Imperdible. 


Satanás en palabras de Necro 

GESTACIÓN
La idea y gestación de SATANÁS tuvo un sólo y único referente: los brasileños Sarcófago. Los 2 temas del Warfare Noise I en 1986 y mejor aún, la alucinante intro no hicieron más que roer y corroer mi impaciencia hasta la salida del I.N.R.I. A excepción del “Mono” Rafo Iturrino (Headbanger Zine) y Manolo Occult, casi nadie me daba la razón: el I.N.R.I. era el futuro del black death metal. Era 1987. Tal era mi fanatismo cuasi “religioso” que no paré hasta entablar correspondencia postal con Antichrist, el vocalista. Se llamaba en realidad Wagner Moura Lamounier. Cuando recibí una respuesta suya a una carta mía como fan (no tenía banda) simplemente no podía creerlo: me había respondido!!!…y además me envió dos fotos originales - y a colores - de la sesión de fotos que aparece en el I.N.R.I.!, disco que no poseía. En esos tiempos el correo era (y es) muy costoso. Junté todo lo que tenía, le robé un poco a mi viejo borrachito durante un fin de semana y compré seis I.R.C.’s (International Reply Cupons) que eran aún mucho más costosos, sólo para asegurarme que me respondiera….y holy shit! me envió el I.N.R.I., y autografiado! Mantuvimos correspondencia hasta la salida del Rotting (el mono Raffo y yo salimos en las thanks!)

CREACIÓN
Cuando ingresé a cantar en Hadez a finales de 1987 vi en Toñín Destructor a un posible miembro de mi proyecto. Pero Toñin era Hadez, así que resultaba imposible. Nunca había visto a nadie tocar tan rápido como Toñín, ni siquiera durante mi corta estadía en la primera banda peruana de grind-core Cannibalistic. Hasta que llegó Baal.
Se llamaba Carlos Feliú, un adolescente chileno que llegó a Lima junto a su familia por asuntos diplomáticos. Llegó a “La Colmena” a mediados de 1988. Era medio pelirojo, temblaba mucho y su voz era nasal.

GRABACIÓN
Cuando Baal y yo decidimos plasmar nuestra amistad en un demo, coincidimos en el nombre...ya saben, el tema del I.N.R.I.. Yo haría el logotipo (era estudiante de diseño en el Araoz Pinto, luego en Montessori). Si se mira bien, es como una mezcla de los logos de Sarcófago y Morbid Angel. Beto Locutor fue el ingeniero de sonido (y fue omitido en los créditos por un nefasto error mío!). Nos regaló 3 días de grabaciones en su sala de ensayo en La Victoria con su multitrack de 4 canales. Esa semana me enfermé y me picaba mucho la garganta. No podía cantar como yo quería, brutal, así que adopté una postura vocal más black metal, con muy pocas partes gruesas. Resultó raro.
Entre Baal y yo nos repartimos las funciones musicales. Yo era voz, guitarra y bajo y Baal batería y guitarra y voces en la intro. Éramos parte de esos pocos proyectos que eran formaciones de solo una o dos personas, algo así como Bathory en el Perú.

LOS TEMAS
Intro: La plegaria: Cuando terminamos la grabación le dije a Baal: ¿Oe, tas huevón…sin intro? -Tenís razón po, hagamos una al tiro. La hizo solo.
Recrucifixión: Aquí Baal toca guitarra y batería. Yo bajo y voz. Fue la última que grabamos. Se nota el cansancio en la batería.
Mis blasfemias: Se iba a llamar Mis plegarias, pero Baal me dijo: no pó, algo mas satánico, anticristiano! Yo toco bajo y voz. Baal guitarra y batería..a toda velocidad.
Lucifer: Nos dijimos “hagamos el tema más veloz de la escena black/death peruana!”. Baal me dijo: quiero tocar solo la teba, para hacerlo super rápido pos ueón, debo concentrarme. Así que nos fumamos un cigarro feliz. Como yo no tocaba guitarra me equivoqué cerca de 6 veces. A pesar de eso, Baal sigue siendo muy rápido. Yo toco guitarra, bajo y voz. Baal batería. Realmente la batería más rápida en ese entonces, solo basta escuchar la tarola y los redobles casi sin parar.
Engendrando al Anticristo: Era, según nosotros, la canción más “técnica”. Tenía varios cortes y velocidades diferentes entre sí. Y es la más larga. Yo hago bajo y voz, Baal el resto. La voz del comienzo es la de él.
Dato: No se supo, porque no queríamos que se supiera, pero Baal tenía una B.C. Rich, roja, no sé qué modelo era pero era B.C. Rich…y yo no tengo la más puta idea de lo que trataban las letras, no las recuerdo bien, pero los títulos hacen un resumen de lo que pudieron haber tratado…
Durante la grabación, no había un bombo disponible, menos un doble pedal (que Baal si podía tocar). Beto Locutor, como siempre, se las ingenió e inventó un bombo “electrónico”. Era un pedazo de madera del tamaño de un jabón al cual le pegó con cinta scotch un micrófono de corbata y a eso golpeaba el pedal de Baal. Y sonaba mismo Morrisound! No es broma. La cosa fue que durante toda la grabación el bombo salía por los amplis pero no se grabó sobre las pistas….., un cable movido, por eso el demo suena sin bombo. Pero suena muy bien. Beto nos decía como usar la mezcladora y se iba a ver los ensayos de las bandas en la otra sala (por el local de Beto Locutor, pasó, sin exagerar, casi toda la escena peruana, entre metal, rock, punk y hasta salsa). No sabíamos cómo mezclar, por eso algunas veces suena la guitarra por el left o right y la tarola también, etc. Amateurs.

PUBLICACIÓN
No recuerdo exactamente la fecha de lanzamiento del proyecto. Debe ser fruto del abuso de sustancias adolescentes en la época. Y mucho “Cien fuegos”. Salimos en muchos fanzines, pero el que más recuerdo por la importancia de éste era el fanzine Satanic Death, de Satsuki Takashima, el referente más importante del death metal en Japón y le mundo. Me escribió: You’re GODS! “Vendimos” cerca de 100 copias. En realidad sólo pedía I.R:C.’s, 4 para pedidos de Europa y Asia, 2 para el continente americano. En Perú le grababa el demo gratis a quien quisiera, sólo debía darme su cassette. Grabé menos de los enviados al extranjero, 35 creo.
Lo que sí recuerdo muy bien es que el demo de SATANÁS, Blasfemia, se grabó antes que Baal se tuviera que ir a residir con su familia (otra vez por asuntos diplomáticos) a los EE.UU. en 1989 y que se editó algunos meses antes que saliera el Altars of Madness de Morbid Angel (Baal me lo enviaría desde allá), hecho que consideré casi reinvindicante. Por supuesto, aquí en Lima no teníamos muchas noticias de lo que estaba cocinando allá la industria discográfica para el Death Metal. Llegué a ir a la casa de los Cerrón Palomino (Mortem) para decirles: Ya ven carajo, les dije, así iba a ser el death metal: tatatatatatatatatatata!...Y así fue y es hasta hoy.

Luego de la grabación Baal se fue a Florida. Allí estudió guitarra en la Universidad de Miami donde conoció a los grandes de la escena de Tampa: a Murphy, Barret, Schuldiner, Masvidal y un largo etcétera, muy largo. Luego de un año regresó al Perú y formamos D.O.G. (Desolation of God) con Hugo Satán en la batería. Destrozaba realmente en guitarra, pero nunca grabamos nada. Estaba muy corpulento y medio skinhead/black, tipo Blashemy, malo muy malo. Le pegaba a cualquier huevón que lo jodiese. Luego se volvió a ir y nunca más lo vi. Me contaron que murió de múltiples cuchilladas en N.Y., durante una guerra de pandillas. No sé si será cierto pero si lo creo muy probable. Disfrutaba la violencia física. Yo me fui a Europa por doce años, los últimos tres años estudié cine en Paris y de eso vivo ahora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada